«Tengo un ojo más chico que el otro y he empezado a asumirlo»: La confesión de Monserrat Álvarez

Hace ya algún tiempo, en redes sociales se hizo énfasis en una característica física de la actual conductora de «Contigo en la mañana», Monserrat Álvarez: sus ojos.

Algunos seguidores emitieron pesados comentarios hacia la comunicadora debido a este motivo (ya que tiene un ojo más pequeño que el otro) por eso, durante el Día Mundial de la Autoestima, la mujer hizo referencia a esto, lo cual según explicó, le causó bastantes complejos en un momento.

Mediante una reflexión en sus redes sociales, Monserrat escribió lo siguiente:

«Quiero agradecerles a las nuevas generaciones, a mi hija, a sus amigas y a todas aquellas chicas que nos han enseñado a toda una generación, yo tengo 52 años, a aceptarse más a uno mismo. Y especialmente voy a hablar del tema del físico».

«Yo soy de una generación donde todo el rato decíamos ‘que estás linda, estás flaca’. Sinónimo de linda era estar flaca. Había una identificación terrible con eso. Quiero agradecer a las nuevas generaciones que me han enseñado a quererse más, a aceptarse más y a dejar de juzgar a los otros», expresó.

«Las redes sociales están llenas de filtros, en las redes sociales nos arreglamos un poco la cara para vernos mejor y eso implica que nos queda mucho por hacer para aceptarnos a nosotras mismas».

«Les cuento, yo por ejemplo he sido por años muy acomplejada de que tengo un ojo más chico que el otro. Y durante años me puse así, para que no se me note. Y este último tiempo he empezado a asumirlo y he empezado a no preocuparme tanto de eso. Porque siento que ustedes, que mi pareja, que mis niños me van a querer igual si es que tengo un ojo más chico que el otro y no esconderlo tanto», confesó.

“En el Día Mundial de la Autoestima hay que trabajar más profundamente para que todas, este mensaje es harto para las mujeres, que todas podamos aceptarnos tal como somos y eliminemos ese sufrimiento que tenemos de ser de una manera. Ser flacas, lindas, regias y además inteligentes y simpáticas es demasiado. Tal como somos es suficiente”, concluyó.