«Quería entrar a la cana y matarlo»: Dino Gordillo sobre el taxista que abusó de su hija

El humorista chileno Dino Gordillo conversó con Martín Cárcamo en su programa «De tú, a tú», emitido por las pantallas de Canal 13. Junto a su esposa, Patricia Caballero, recibieron al animador en su casa, a quien le contaron detalles del momento más difícil que vivieron como familia.

Cabe recordar que el año 2017, la hija de ambos, Catalina Vega, abordó un taxi para regresar a su hogar. Sin embargo, al día siguiente apareció en noticieros y portales, pues contó que el conductor del vehículo la llevó a un sitio eriazo donde trató de violarla.

Luego de esto, Ariel González Erices fue condenado a más de nueve años de cárcel, culpable de haber secuestrado y abusado sexualmente de la joven.

«Ella se dio cuenta cuando el tipo se la llevaba, le quitó el celular, la trató de violar, le pegó, y yo creo que en algún minuto la Cata le tuvo que haber pegado una patada en los testículos, porque el tipo no la pudo seguir», relató sobre este crudo episodio Patricia Caballero.

Agregando que «ella empezó a punta y codo, pasó por debajo de unos alambres de púa y salió arrancando, llegó a una empresa donde había unos guardias, gritaba y lloraba y los guardias no le querían abrir, hasta que se dieron cuenta de que de verdad le había pasado algo».

Gordillo confesó que «fue doloroso lo que vivimos con la negra (su hija), pero sirvió mucho. No nos destruyó, todo lo contrario, nos hizo más fuertes a todos».

Para luego reflexionar sobre la valentía de Catalina, pues enfrentó todo el proceso judicial: «Todo lo hizo la Cata. Ella sacó todas las cosas que te da el Estado. La Cata fue al psiquiatra, psicólogo que te da el gobierno, el apoyo, y la Cata es un ejemplo para todas las mujeres de este país, para muchas, porque el bandido se caga entero cuando la mujer le da la cara y muestra que no tiene miedo», expresó.

Finalmente, Martín Cárcamo le preguntó al humorista cómo había vivido él este proceso, la respuesta de Dino Gordillo fue sincera: «quería caer preso, yo quería caer preso… Lo estoy contando y no sé si lo he contado antes. Yo lo único que quería era entrar a la cana y matarlo, nada más. Mi meta era matar al hueón».

Reconoció que hizo una reflexión y decidió que el hombre que secuestró a Catalina no iba a arruinar toda su vida y su familia.

«La Cata luchó. La negra su juicio, su fallo, se lo ganó ella. Como papá y familia la apoyamos al 100%, lo que quieras, pero el juicio lo ganó ella. Los nueve años y medio que consiguió de condena, los consiguió la negra», cerró.