«Hay preguntas que hieren»: Rocío Marengo se quebró al hablar sobre la maternidad

Hace poco, Rocío Marengo dio una entrevista al programa argentino «Intrusos», donde habló respecto a sus deseos de ser madre.

Cabe recordar que la ex aspirante a «MasterChef Celebrity Chile» tiene 40 años de edad, y hace siete años que está en una relación con Eduardo Fort, quien es padre de tres hijos.

«Siempre tuve ese deseo de ser mamá. Es un deseo con Edu, estamos recontra bien y hay proyectos. Dejamos todo en manos de Dios, por decirlo de alguna forma. Que venga cuando tenga que venir si es que tiene que venir», comenzó diciendo.

«Vos me contaste hace muchos años que estabas con un tratamiento y que empezaste a averiguar todo lo que tiene que ver con la maternidad…», recordó la panelista del espacio, Marcela Baños.

«A veces las cosas no se dan y no tienen que ver con que uno quiera o no quiera las cosas. A veces no se dan… hace siete años que estamos juntos con Edu», señaló Marengo.

«Disculpá, ¿pero él tiene ganas de ser papá nuevamente? Tiene tres hijos, podría decirte que no. ‘Yo te amo, hasta acá llegué, pero no tengo más ganas’. Y también es entendible que tengas ganas de vivir esta experiencia», agregó la panelista.

«La primera que tiene que estar decidida soy yo, más que nada por lo que me genera y por las cosas que no se han dado. He buscado por otros lados y no ha llegado. Es un tema re delicado. Tengo todo, un presente recompleto. Hoy estoy como quiero estar y todo lo que venga va a ser bienvenido… Los hijos de Edu serían los primeros en apoyarme en cualquier decisión porque ellos han sido súper generosos conmigo», indicó Rocío.

Luego de esto, la argentina no pudo contener las lágrimas y llorando expresó: «Está la presión del medio y hay preguntas que hieren. Todas las que están en el panel está bueno que hagan llegar que una mujer no necesita ser madre para realizarse o que estamos obligadas. A veces las cosas no se dan».

«Hoy con Edu no me atan los hijos, pero sí me ata un amor tan verdadero, tan sincero, tan real que si el día de mañana cada uno tiene otra pareja y yo necesito que Edu me pague la obra social, yo te puedo asegurar que por el amor que nos tenemos Eduardo y sus hijos jamás dejarían de estar conmigo en una situación límite. Hay amor y una familia», finalizó.