“La Rancherita” entregó todos los detalles de violenta agresión que sufrió

Ayer Carolina “La Rancherita” Molina denunció una bruta agresión que sufrió en su domicilio el pasado 31 de diciembre.

A través de Instagram aseguró que dos mujeres ingresaron a su domicilio, tras haberla amenazado, y le dieron una brutal golpiza, de lo cual enseñó las lesiones a través de una serie de registros.

Per hoy la cantante estableció contacto con el matinal de “Bienvenidos”, donde entregó más detalles de incidente que ocurrió horas antes de dar comienzo a año nuevo.

Con el fin de contextualizar, la artista narró cómo inicio la relación con su actual novio, y cómo este afectó a la expareja de él, Nataly Rivas, quien la habría amenazado con ir hasta su casa tras enterarse del romance.

“Yo conocí a mi pareja actual hace dos años, empezamos a trabajar, él como representante mío y ahí fue cuando él me trajo a esta casa, porque esta casa es como casa reality“, partió señalando.

Luego de esto, se refirió a críticas que señalan que se habría involucrado con un hombre casado: “Nataly Rivas no era pareja, habían sido pareja, tienen un hijo en común. Él nunca tuvo las ganas de sacarla de la casa, la dejó viviendo aquí solamente por mantener un bienestar para su hijo (…) Yo nunca me he metido en una relación e pareja ni menos de una persona casada, para empezar Claudio no estaba casado ni tampoco tenía una relación de pareja, yo lo comprobé y me aseguré de eso antes de dar cualquier paso”.

“Cuando ella vio eso y comprobó que había algo entre nosotros, empezaron una campaña de desprestigios en mi contra enviándole un texto a productores de televisión , productores de radio, productores de eventos, diciendo que yo habría roto un matrimonio, que así yo escalaba, metiéndome con mi manager, con productores y destruyendo familias“, sumó luego.

Tras esto entregó detalles de lo que ocurrió el 31 de diciembre, cuando “siento que tocan el timbre, me asomo, obviamente pregunto quién es y ella empieza a gritarme improperios“.

“En esto escucho que se caen las tablas,  porque rompió las tablas de la puerta del jardín. Cuando escucho que se caen las tablas, alcanzo a escribir a mi pareja ‘entró’ y de ahí yo me quedé acá porque pensé que la puerta de la cocina estaba con llave, pero no y por ahí entró“, sumó.

Pues así, se dio paso a la agresión: “Cuando termino de enviar ese mensaje la veo acá encima mío, me agarra el pelo, me empieza a pegar puñetazos. Cuando ya vi que agarró el cenicero yo dije esto pasó a más de una cuestión de combos,  de cachetadas o de tirones de mechas”.

Me tiré al suelo para que no me siguieran pegando en la cara y me empezaron a pegar patadas las dos (…) yo les empecé a gritar ‘por favor déjenme estoy embarazada’, pensando que me iban a dejar de pegar, que como mujer a lo mejor iban a reaccionar, pero siguieron pegándome”, narró.

Cerró,relatando que cuando fue a la Comisaría “el carabinero nos dice que no tenían carro policial para llevarme a la posta a constatar lesiones que era lo primero que había que hacer y después hacer la denuncia. Vuelvo a carabineros y cuando  entramos estaba esta tipa haciendo la denuncia ella y la amiga que nosotros le habíamos pegado“.