Esposa de Eduardo Vargas se operó la nariz 5 veces por bullying que recibió en redes sociales

Tras un nuevo capítulo del programa web «El Aperitivo» se pudo ver por Intagram, el cual es conducido por el fotógrafo Jordi Castell, quien en esta ocasión conversó con Daniela Colett.

En este espacio, la esposa del futbolista chileno Eduardo Vargas, confesó que ingresó en varias ocasiones al pabellón, debido al bullying que recibía en redes sociales y que no le hacía sentirse con su aspecto.

«Tuve algo de cabeza con mi nariz, conté en Instagram de hecho estos días, que cuando empecé a estar con Eduardo… Yo soy de origen italiano, entonces tenía la nariz muy grandecita de acá, pero no estaba fea, a mí me encantaba mi nariz», primero contó la modelo.

Diciendo que tras darse a conocer su relación con Vargas, su popularidad en la web aumento y con ello, las críticas por su aspecto físico.

«Mucha gente llegaba a mi Instagram a decirme cosas feas y me empezaron a tocar el tema de la nariz, y creo que me afectó demasiado sicológicamente eso», reveló.

Debido a todo esto, Colett, decidió realizarse una rinoplastia: «Después que nació mi primera hija me operé. Después vine a México, no me gustó y me operé de nuevo, y de nuevo. Hasta ahorita que estuve en Brasil, que me operé la quinta vez y dije ‘ya, jamás’», confesó.

Pero ahora, la brasileña dijo sentirse cómoda con su nariz: «Me veo una nariz muy natural, no quiero una nariz que se note que está operada», indicó.

Para finalizar, la esposa de Eduardo Vargas,  contó que sus cercanos le decían que estaba bien así y que no era necesario que se operara, pero Daniela, sintió la presión de redes sociales.

«Él sí me decía ‘estás bien, no necesitas’, pero yo le decía ‘es que quiero hacerlo’ y pues iba y lo hacía. Nunca me prohibió eso», expresó.

«Yo ahorita ignoro y bloqueo, pero sí me afectó por muchos años, porque nunca entendí por qué una persona que no me conoce llegue a una foto que tengo a decirme cosas, si no me conoce, y a opinar de mi vida», cerró.