El duro ataque transfóbico de Oriana Marzoli en plena transmisión en vivo

La reconocida Oriana Marzoli, cada cierto tempo está en polémica por sus declaraciones. En ese contexto, recientemente y ejerciendo su rol de panelista en «La casa fuerte», de la televisión española, tuvo una fuerte pelea con otra invitada al espacio, Amor Romeira.

Incluso, el animador de «La casa fuerte», Jorge Javier Vásquez, debió interrumpir la transmisión tras darse cuenta de Amor Romeira no podía contener las lágrimas y estaba llorando.

«Yo puedo entender que a mí se me venga a juzgar, criticar o decir si soy más buena o más mala persona, si no le gusto, si no le gustan mis zapatos rojos… Pero siempre con lo mismo, no», dijo la invitada, ante el ataque de Oriana Marzoli.

Luego agregó: «yo en la vida me meto con las personas por lo que quieran ser o lo que dejen de ser, y ya creo que llevo tantos años demostrando quien soy como para que venga la señorita Oriana a decirme si me tiene que tratar de señor o de señora, que no sabe cómo dirigirse a mí porque tengo el pelo corto».

«Me parece absurdo, un golpe bajo. Yo estoy por encima de eso, pero soy humana y a veces me afecta. Personas como Oriana a mí me la resbalan», indicó.

Luego de esto, Oriana, respondió diciendo que había sido tildada de homófoba, transfóbica y hasta de prostituta por su contrincante

«No te creo nada, deja de hacer llorar y de hacer el ‘show’ barato que estás haciendo cuando eres la primera persona que te dedicas a criticarme sin que yo te haya mencionado jamás, porque me pareces un cero a la izquierda», expresó Marzoli.

Amor Romeira respondió: «¿Sabes cuál es la diferencia? La diferencia es que yo tengo educación y cuando vengo a hacer mi trabajo me dejo la guerra o lo que tenga contra ti en la calle. Yo en un plató te trato con educación y no reniego de la identidad de género».

Dicha Discusión que continuó, ya que la ex chica reality que fue parte de proyectos como «Amor a prueba»; «¿Volverías con tu ex?» y «Doble Tentación», añadió: «Te guste o no me tratas en femenino, no en masculino, maleducada (…) Vas de digna, fina, educada y de callada cuando sabes perfectamente que has compartido hombres conmigo».