Tonka tuvo que cortar en plena emisión del matinal el contacto con Daniella Campos al hablar de su estado de salud

Hace unos días atrás les contamos que , Daniella Campos fue operada de dos tumores benignos en su cerebro, y si bien la cirugía fue todo un éxito, la mujer debió ser internada luego de sufrir un nuevo malestar que le ha provocado fuertes dolores.

Fue debido a esto, Daniella mantuvo un contacto con el matinal «Bienvenidos», precisamente desde la clínica en la cual se encuentra, para referirse a su actual estado de salud.

«Se me reventó la nariz frente a ella. En ese momento, tuve que hacer de mamá. Le dije al papá que se la llevara a la otra sala, al otro lado de la casa. Yo con una toalla metida en la boca, gritaba del dolor porque el dolor del nervio trigémino es lo más terrible que te puede pasar”, reveló.

Este episodio la dejó en la sala de Urgencias de la Clínica Alemana, antes de que fuera llevada a la Unidad de Cuidados Intermedios.

“Así que aquí estoy con morfina, tratando de manejar las crisis que he tenido. Ayer tuve tres crisis y creo que una de ellas fue la más dolorosa de todas las crisis. Pero lo más difícil de todo es que ayer mi hija me preguntó: ‘Mamita, mamita ¿Cuándo vas a volver a la casa?’. Y no sé qué contestarle. No sé cuándo voy a salir de aquí. Y eso me afectó demasiado”, relató Daniella, antes de romper en llanto.

Es que si bien la periodista intentó no quebrarse en medio de su contacto con el programa matutino, debido a la compleja situación que vive no le fue posible.

“Te juro que el equipo médico me ha tratado tan bien. Mis enfermeras han sido un 7. Mis auxiliares, te juro que le escribí felicitaciones a mis enfermeras, mis auxiliares, a la cocina porque, de verdad, la contención ha sido tan importante. El cariño que me han tratado. Trato de no emocionarme, pero es difícil”, añadió.

Debido a esto, la animadora Tonka Tomicic decidió cortar ahí el contacto telefónico ya que, a su juicio, no se encontraba en condiciones de entregar una entrevista, porque la idea era que estuviera lo más tranquila posible.

«Es tan fuerte lo que has estado viviendo tú y sabemos, por lo que nos has estado diciendo, que no es buena la conversación cuando entra en la emoción. Es tan difícil en este minuto. Entonces, yo siento que, pese a que queremos continuar la conversación, creo que deberíamos colgar porque no te hace bien”, indicó.

“Lo entiendo y así debe ser. Es lo primordial y es difícil controlarla (la emoción)», finalizó Daniella.