Francisco Kaminski se defiende tras acusaciones de estafa

El día miércoles se dio a conocer una compleja situación que involucra a Francisco Kaminski, quien enfrenta una demanda por una presunta estafa y por entregar cheques sin fondos.

El productor Mario Jorquera, quien trabajó con el esposo de Carla Jara en las Fiestas Patrias de 2019, fue quien denunció en el matinal «Bienvenidos» que le había pasado al comunicador 100 millones de pesos para eventos, y que a la fecha solo ha devuelto 20 millones.

Tras esto, otra persona denunció al animador, pero por un monto cercano a los $15 millones. Por lo mismo, Francisco decidió aclarar lo ocurrido, sin desconocer que debía dinero; sin embargo, acusó que fueron las empresas con las que trabajó, las que no efectuaron los pagos.

«Veníamos realizando una planificación, trabajando bien, pero debido al estallido social comienzan los problemas de septiembre, porque no respondieron a nosotros como empresa, los pagos establecidos en las fechas establecidas. También somos víctimas de los incumplimientos de las municipalidades en algunos casos», primero explicó Kaminski.

Ademas señalo que distintos organismos que les debían pagar en 30 días, finalmente lo hicieron en 179, por lo que el proceso fue muy lento. Razón por la cual, con su productora tuvo que hacerse cargo de multas y posponer los pagos.

«Aquí no hay un préstamo, ni un afán de estafar a nadie, de perjudicar a Mario y su equipo. Él estaba al tanto de lo que estaba sucediendo, y así están las cosas. No me he escapado, sigo trabajando, pagando cosas, dentro de la realidad que puedo», complementó.

Contexto en que el esposo de Carla Jara aseguró que el 100% de sus ingresos, los destina a pagar sus compromisos comerciales: «La plata no está en mi cuenta, no quiero perjudicar a nadie, no quiero que se hable de sinvergüenza, de estafa, porque no tengo esa plata. Se participó en negocios, hay unos que funcionaron y otros no. Hubo incumplimientos, pagos de multas, y situaciones que nos tienen como nos tienen hoy», indicó.

Tras esto, Francisco Kaminski, dijo que le pagaría el 30% de la deuda a uno de los productores; mientras que al otro, le haría una propuesta de pagos por los 80 millones junto con sus abogados, para poder solucionar pronto este tema.