Francini Amaral tuvo que operarse luego del accidente que sufrió en bicicleta

El pasado martes , Francini Amaral, sufrió un accidente en bicicleta en el circuito Las Varas, en el cerro San Carlos de Apoquindo, razón por la cual debió ser sometida a cirugía.

En conversación con LUN, la bailarina brasileña relató que todo ocurrió mientras realizaba mountain bike, un deporte que inició recién en septiembre y con la tutela del campeón de downhill, Sebastián Vásquez.

«Simplemente caí mal, puse todo el peso en la muñeca izquierda», contó Francini. Para después detallar su diagnóstico: «Tenía dos ligamentos rotos, dos huesos rotos, me pusieron placa, tornillo, de todo… pero estoy súper bien», indicó.

Además , Amaral, detalló cómo ocurrió su accidente: «Estaba en una bajada en un sendero que ya conocía. En esta época del año hay mucha piedra y la tierra está más suelta de lo normal porque el cerro está más seco, así que me resbalé, me caí de lado. Tal como los niños se caen con las manos en el piso, así me caí yo».

«Jalé mi muñeca con la otra mano y la di un poco vuelta como para ponerla ‘en el lugar’ y ahí recién miro mi muñeca y parecía una serpiente. Estaba con mi profesor y dos compañeras, quienes me llevaron a urgencias muy rápido. Tenía dos huesos quebrados y uno de ellos, que es el radio, el más grande, estaba molido. Me enderezaron el hueso, me pusieron yeso y después de eso busqué un especialista de muñeca para la cirugía. Ahora tengo una placa en mi radio con tornillos, me hicieron como una reconstrucción del hueso», contó después.

Finalmente y a pesar de que se sometió a una compleja operación, la ex integrante de «Axé Bahía», aseguró que esto no la desmotiva para nada, y que iniciará su tratamiento para seguir practicando la disciplina.

«Siempre corres algún riesgo practicando cualquier tipo de deporte, así que planeo seguir haciéndolo en el futuro. En dos semanas debería empezar con la kinesiología y desde hoy yo misma debo empezar a mover los dedos. Son como cuatro meses de recuperación, pero espero estar tres semanas piola y después seguir con otro deporte que me gusta, el pádel. Debo aprovechar que mi mano derecha no está accidentada», sentenció.