La confesión de Daniela Castro: «Me han vuelto las crisis de pánico»

La ex participante y ganadora de la primera temporada de «MasterChef Chile», es usuaria activa de redes sociales, sumando actualmente 810 mil seguidores en Instagram.

Fue en instgram donde , muestra parte de su vida diaria y también comparte recetas con sus fanáticos. Sin embargo, recientemente los preocupó tras realizar una sincera confesión: sufre crisis de pánico.

«Guapis, estos días me han vuelto las crisis de pánico. Creo que es porque hice muchas cosas en poco tiempo y cuando bajo un poco el ritmo viene la ola de angustia, que es mi cuerpo enviándome una señal», primero señaló Daniela Castro en las historias de su cuenta.

Agregando: «Lo comparto porque se que a mucha/os les pasa… para quienes también lo pasan mal algunos días por la ansiedad solo decirles que todo va a estar bien y que confíen en ustedes… tienen el poder para sobre ellas una crisis de pánico»

Tras esto, la cocinera compartió una reflexión en su cuenta de Instagram, donde explicó todo con mayor detalle.

«La crisis de pánico está ahí para recordarme que no debo olvidarme de mi 🙏🏻💓💪🏻. Estos días me han vuelto las crisis de pánico que hace muuuucho no me pasaba… y mi sensación es como: “otra vez? Noooooo”. Y bueno si, otra vez. me gusta ser honesta con ustedes, me gusta visibilizar algo que a veces uno guarda por vergüenza y solo genera más ansiedad», indicó.

Ella recordó que la primera vez que sufrió de una crisis de pánico ocurrió cuando tenía 17 años. «Y fue horrible, pase de ser alguien que amaba salir de mi casa e ir a la universidad a no poder poner un pie fuera de mi Depto porque el mundo se me venía encima, de ahí estuve tipo 6 años con crisis de pánico y no lograba entender el origen de éstas».

«Lo peor era que cuando tomaba copete me sentía tranquila y sin miedo, ese era mi escape a la angustia que vivía durante el día, pero eso traía al otro día una ansiedad mayor. Y así pasé años», continuó contando.

«La ansiedad fue una de las grandes razones para comenzar mi trabajo interior, porque no entendía porqué me venía la tole tole cuando me considero una mujer feliz, positiva y tiradora para arriba. Con el tiempo he ido entendiendo que mi personalidad impaciente y perfeccionista me juega una mala pasada, he comprendido que tengo que confiar en mi, disfrutar el proceso, vivir el presente y escuchar mi cuerpo. El intento de control solo produce más descontrol», complementó.

Finalizando, Daniela Castro quiso enviar un mensaje a quienes estén viviendo una situación similar a la de ella.

«No se sientan locas o débiles por eso…Sé que están cansadas que de la nada aparezca el miedo, calor, frío, pena, sudor, nudo en la garganta etc. Uno piensa: “porque si solo quiero estar bien!?” Las entiendo. Les sugiero que acepten y comprendan que las crisis de pánico son señales de que hay algo más profundo que trabajar. Superar una crisis de pánico te hace cada día más fuerte, desarrollas una fuerza interior enorme, uno piensa: “guau, no me pasó nada! Yuju!” Pero lo que te hará aún más fuerte es buscar el origen de esa ansiedad y trabajarlo. Ámate, apruébate y confía en el proceso de la vida. Y no permitas que nada ni nadie te haga sentir mal por estar angustiada. Espero que les sirva mi experiencia», cerró.

Revisa su publicación:

Ver esta publicación en Instagram

La crisis de pánico está ahí para recordarme que no debo olvidarme de mi 🙏🏻💓💪🏻 Estos días me han vuelto las crisis de pánico que hace muuuucho no me pasaba… y mi sensación es como: “otra vez? Noooooo”. Y bueno si, otra vez. me gusta ser honesta con ustedes, me gusta visibilizar algo que aveces uno guarda por vergüenza y solo genera más ansiedad. Mi primera crisis de pánico fue a mis 17 años y fue horrible, pase de ser alguien que amaba salir de mi casa e ir a la universidad a no poder poner un pie fuera de mi Depto porque el mundo se me venía encima, de ahí estuve tipo 6 años con crisis de pánico y no lograba entender el origen de éstas. Lo peor era que cuando tomaba copete me sentía tranquila y sin miedo, ese era mi escape a la angustia que vivía durante el día, pero eso traía al otro día una ansiedad mayor. Y asi pase años. La ansiedad fue una de las grandes razones para comenzar mi trabajo interior, porque no entendía porqué me venia la tole tole cuando me considero una mujer feliz, positiva y tiradora para arriba. Con el tiempo he ido entendiendo que mi personalidad impaciente y perfeccionista me juega una mala pasada, he comprendido que tengo que confiar en mi, disfrutar el proceso, vivir el presente y escuchar mi cuerpo. El intento de control solo produce más descontrol. Sé que muchas/os pasan por lo mismo… no se sientan locas o débiles por eso…Sé que están cansadas que de la nada aparezca el miedo, calor, frío, pena, sudor, nudo en la garganta etc. Uno piensa: “porque si solo quiero estar bien!?” Las entiendo. Les sugiero que acepten y comprendan que las crisis de pánico son señales de que hay algo más profundo que trabajar. Superar una crisis de pánico te hace cada día más fuerte, desarrollas una fuerza interior enorme, uno piensa: “guau, no me pasó nada! Yuju!” Pero lo que te hará aún más fuerte es buscar el origen de esa ansiedad y trabajarlo. Ámate, apruébate y confía en el proceso de la vida. Y no permitas que nada ni nadie te haga sentir mal por estar angustiada. Espero que les sirva mi experiencia. Besos panes con queso! Foto de mi Roci @rociodelvalle

Una publicación compartida de Dani Castro. (@ladanicastror) el