«Jamás lo amenacé de muerte»: Toda la declaración de Nano Calderón Tras ataques a su padre

Hoy por la mañana se dio a conocer la declaración judicial que entregó Hernán Calderón Argandoña, joven imputado por parricidio frustrado y que permanece recluido en Santiago Uno cumpliendo la prisión preventiva.

Estas declaraciones que fueron dadas a conocer por el matinal «Buenos días a todos» de TVN, entregando detalles de la versión oficial entregada por el hijo de Raquel Argandoña tras atacar a su padre, Hernán Calderón Salinas.

Respecto al denominado ‘hecho 1’, presuntamente la primera vez que el joven atacó a su papá, asegura que asiste hasta el departamento ubicado en Las Condes luego de leer supuestos mensajes que el abogado envió a su polola, Rebecca Naranjo. Recordemos que la joven interpuso una querella por abuso sexual en contra del hombre, pero al tiempo, la retiró.

«Me menciona que mi padre la estaba acosando un tiempo y me muestra unos mensajes, en donde salía una pregunta que mi padre le hacía a ella, preguntando si le excitaba acostarse con alguien menor a ella», indicó Nano.

«me voy a la habitación de mi padre, a su baño específicamente, le digo que tenemos que hablar. Él estaba en la tina, me dice que después. Yo le digo que es muy importante, le menciono que lo que me dijo Rebeca, le pregunto si era cierto lo de acoso».

El hermano de Kel Calderón dijo que llamó a su polola por teléfono, colocando el altavoz. Momento en que Rebecca ratifica los hechos, lo que provocó que la discusión con su padre subiera de tono.

«Una vez que ella confirma yo corto el teléfono, le lanzo un golpe a mi padre, un golpe con mi mano derecha, un golpe de puño hacia su cabeza», continuó relatando el joven de 23 años.

«Quiero aclarar que en esta pelea yo insulté a mi papá, le dije que era un conche…, que cómo pudo hacerme esto. Pero jamás lo amenacé de muerte», complementó después.

«Luego me alejo hasta la entrada del baño, me guardo el celular y con el arma doy un tiro desde el baño hacia el escritorio de la habitación, hacia un lugar específico donde no haya rebote ni daño a terceros», reveló Nano Calderón.

Luego a esto, se revelaron las declaraciones del hijo de Raquel Argandoña, respecto a lo ocurrido el 11 de agosto, cuando supuestamente hirió con un arma blanca a su padre y huyó del lugar. Momento en que señaló, el abogado se encontraba con su pareja.

«Patricia al ver los mensajes tuvo una mini discusión con mi padre, le dice que esto lo veía venir y lo increpa dándole unos golpes como empujones en el pecho», contó el hermano de Kel, para después dejar entrever que fue el abogado quien inició la pelea en el departamento, al cual había asistido nuevamente para exigir explicaciones respecto a lo ocurrido con Naranjo.

«En un momento mi padre se tambalea detrás y Patricia intenta agarrarlo y caen los dos encima de un velador que había en el living. Después de eso se paran rápidamente y mi padre se abalanza sobre mí y continuamos la pelea a la entrada del departamento», sostiene el estudiante.

Después de esto,se produce el presunto ataque de Calderón hacia su papá, hiriéndolo en una de sus manos con una cortapluma. Minutos después se retira y ocurre la comentada escena del ascensor, donde se presume que se tomó una selfie.

«Mientras iba en el ascensor me fijé que tenía sangre en las manos, sin saber si era mía o de mi padre. Abro la cámara del celular y la pongo contra el espejo, apunto hacia mi hombro y tomo la foto para ver si tenía sangre sobre la espalda», explicó Nano.

Finalmente, otra parte de la declaración, expuesta por el matinal de TVN, indica que el joven llamó a su padre estando desde la cárcel, momento en que le pidió disculpas por lo ocurrido.

«Yo no llamé a mi papá, sólo hablé con él estando ya recluido en la cárcel. Ahí lo llamé, desde un celular que me facilitó Gendarmería y le pedí disculpas», cerró el joven.