«Total convicción de que no vino a matarme»: Hernán Calderón declara en audiencia de su hijo

Hoy se realizó, en el 4to Juzgado de Garantía de Santiago, la audiencia de revisión de medidas cautelares de Hernán Calderón Argandoña, a fin de determinar dónde cumpliría el joven la prisión preventiva. Contexto en que se determinó que el joven continuará detenido en Santiago 1.

En la citación, el abogado, padre del acusado, realizó una declaración respecto a los motivos que lo llevaron a tal determinación: «Quiero dejar muy claro al tribunal que yo no he sido presionado ni estoy actuando en situación de una condición de padre», primero dijo, haciendo referencia a lo señalado por su hija Kel Calderón, quien aseguró que su progenitor estaba siendo extorsionado.

Luego de esto, Hernán Calderón explicó su razón para modificar su querella cambiando el delito de parricidio a lesiones graves en el contexto de violencia intrafamiliar.

«Me asiste la absoluta y total convicción de que el imputado no vino a matarme». Agregando que su anterior acusación fue basada en la reacción del momento: «es indiscutible que uno está con la adrenalina, con el dolor, con la impresión de una agresión, con una rabia de que mi hijo ni siquiera había llamado a su padre. Pero es muy distinto cuando pasan los días y yo converso con las únicas dos testigos presenciales (la nana y su pareja, presentes en el departamento al momento del ataque)», indicó.

Luego de esto, el papá de Nano Calderón relató que el joven «va con un envase de líquido de frenos y lo tira encima de un automóvil de mi propiedad. ¿Qué persona que va a ir a matar, a cometer un parricidio al doceavo piso, previamente pasa a dañar un vehículo?», preguntó.

«O sea, él iba a dañar un vehículo y yo nunca lo iba a saber, porque si él venía a matarme yo habría muerto, nunca iba a saber que él había entrado a dañar ese vehículo», complementó después.

Hernán Calderón Salinas insistió en que su hijo debe enfrentar a la justicia: «Podría decirse que yo estoy tratando de aminorar. No, porque si yo hubiese querido aminorar habría desistido de la querella. Yo no estoy dispuesto a desistir de la querella, el imputado tiene una responsabilidad y tiene un tratamiento, a lo menos, que enfrentar», cerró.