Botota Fox reveló el secreto mejor guardado del programa «Masterchef Celebrity»

«MasterChef Celebrity» de Canal 13 entró en su recta final, donde el último participante eliminado fue José Miguel Navarrete, quien da vida al personaje Botota Fox.

Hace pocos días, reveló que cuando sus compañeros salían en Colombia, mientras grababan para el programa, no la invitaban, sorprendiendo a los seguidores del programa.

Pero ahora, en una reciente entrevista con LUN, Botota Fox reveló el secreto mejor guardado del espacio gastrónimo: las entrevistas a cada concursante. Estas intervenciones se muestran durante el desarrollo del capítulo, donde cada uno va entregando sus impresiones de la competencia, pero en realidad se graban en dos periodos.

«Cuando cocinamos el primer plato inmediatamente decían ‘a entrevista’, y ahí grabábamos todo lo del primer plato. Cuando terminábamos de hacer el segundo plato, también nos decían ‘ya, a entrevista’», primero detalló.

Sin embargo, aseguró que esto se volvía muy tedioso al inicio, ya que eran 18 los participantes que debían grabar, lo que hacía «eterna» la espera.

Según Botota, todo consistía en seis «entrevistaderos» (como les llamaban), donde hay uno de ellos que les preguntaba de temas bien amplios y no tan específicos.

«Me decían: ‘¿Cómo te sentiste hoy día Botota?’, ¿qué te pareció cuando hoy día cocinaste esto?, cuéntame’», indicó. Contexto en que las respuestas debían ser siempre en presente y no tenían que hablarle directamente a la persona, sino que a la cámara.

«Era como: ‘¡Ay! llegó el día” y tenía que decir: ‘Estoy cocinando, no sé qué me va a tocar’, pero yo ya había visto todo», confesó Fox.

«Como que hablábamos siempre así. No me costó al principio porque yo soy bien ‘zorra’, pero de repente se nos olvidaba», añadió después.

Finalmente, la ex participante contó que las grabaciones del programa eran bien extensas, incluso habían días que se extendían desde las 9 de la mañana hasta las 8 de la tarde, con un periodo de colación.

«Hacíamos un plato temprano, estábamos maquilladas y arregladas a las 9 de la mañana. Ahí terminábamos de grabar el primer plato a las 13:00 horas. Después almorzábamos, nos daban una media hora, grabábamos el segundo plato y había veces que terminábamos a las 20:00 horas de grabar todo», comentó.

Lunes, martes, jueves y viernes eran estas jornadas de grabación, mientras que «los miércoles teníamos solo capacitación en la mañana, y el sábado había de repente capacitación en la mañana, pero casi siempre nos daban libre el fin de semana», cerró Botota Fox.