Sabrina Sosa sufre violento robo de su auto: se llevaron a su hijo en el interior

La popular modelo argentina Sabrisa Sosa sufrió un violento asalto la noche de este viernes en los estacionamientos del Mall Plaza Norte en Huechuraba, región Metropolitana.

Según lo indicado por varios medios de comunicacional, un grupo de delincuentes la abordó y le robó su auto tipo SUV, Chevrolet Tracker, sólo segundos después de haber cargado en su interior a su pequeño hijo en el asiento trasero.

“Siempre elijo estacionamientos frente a las entradas. En esta entrada y salida de gente, se cruzan tres chicos, niños. Unos 11, 14 y 19 años. Pasaron por el lado mio, cargué a mi hijo, se dieron la vuelta por delante. Estaba confiada, había mucha gente, cuando me voy a subir miro y me estaban teniendo (sostenida) la puerta, me decían que bajara del auto y como tenía a mi hijo en la silla no me iba a bajar”, relató muy angustiada Sosa.

“Yo le decía está mi bebé, no te lo puedes llevar y él intentando que me bajara. Forcejeamos mucho, trataba de resistir y gritaba ‘ayuda, está mi bebé’, y bueno, me bajo del auto y trataba de resistir. Me daba lo mismo el auto, estaba mi hijo arriba”, detalló la modelo.

La modelo resulto lesionada: “Empecé a hacer mucha fuerza para que no cerrara la puerta del auto y ahí me lesiono. Me revisaron y tengo los ligamentos cortados, así que imagínense la fuerza que hice para romperme las rodillas”, explicó.

Pero lo peor fue cuando los desconocidos consiguen arrebatarle el vehículo. “Se llevó el auto con mi hijo arriba, todo el tiempo le dije que estaba adentro (…) Intenté correr y mi rodilla no dio más”, afirmó.

Ante esto, los clientes del mall y personal de seguridad entraron en acción. “La gente se percató de lo que estaba pasando, sabían que estaba mi hijo y yo estaba lastimada. Autos y motos lo persiguieron, llamé a Claudio (Valdivia, el padre del menor) y cuando se lo llevaron no sabía qué hacer”.

Para su tranquilidad, la joven indicó que “De un segundo a otro mi auto aparece a toda velocidad, se me para al lado, y baja el vidrio. ‘Sácalo, sácalo’, me dijo”.

Pude sacar a mi hijo y se fue con el auto. Cuando iba a salir, reventó la barrera (de los estacionamientos) con la velocidad que iba”.