Aseguran que el verdadero trabajo de «Cangri» no estaba realmente vinculado a la música

Gran conmoción ha causado la muerte repentina de Sebastián Leiva, popularmente conocido como «Cangri», quien fue encontrado en el desierto boliviano junto al cadáver de otro hombre, identificado como Germán Gundián, chileno de 44 años con antecedentes policiales.

El caso es investigado por la fiscalía boliviana, quienes deberán determinar las causas de la muerte, aunque un primer informe estableció que fue por hipotermia e intoxicación por una sustancia química desconocida.

Sobre qué estaba haciendo en Antofagasta, cercanos indicaron que grababa un videoclip para un cantante colombiano, sin embargo, eso lo hacía de manera intermitente, ya que su trabajo estable era otro.

Sebastián hacía muchas cosas, pero su trabajo concreto era prestar servicio a una empresa externa de máquinas de café. Los trabajadores de él limpiaban estas máquinas, estamos hablando de mil máquinas, muchas. Y ese era el servicio que el ‘Seba’ prestaba con sus camiones, aparte de entregar cosas para una marca de productos. Esa era la pega real de Sebastián”, indicó Matías al matinal de Chilevisión.

Más adelante agrego que “él estaba en Antofagasta, ahí había un taller y ahí estaban las máquinas de café. Él aquí en Santiago y Quilicura también trabajaba con el tema de sus camiones y el tema del frío y las máquinas de café. La música era algo aparte y obviamente igual le dejaba un dinero, a él le estaba yendo muy bien con eso”, cerró.