Revelan contenido de audios y amenazas del hijo de Nicole Moreno: Justicia decretó internación provisoria

Hoy al mediodía estaba prevista la llegada de Nicole Moreno a los tribunales de justicia, ya que su hijo sería formalizado por el incidente ocurrido la semana pasada, donde un joven de tan solo 16 años quedó en riesgo vital tras recibir un balazo en la zona abdominal.


Por esta misma razón, y como era de esperar, varios medios de comunicación llegaron hasta el lugar, entre ellos el programa “Intrusos”, de La Red, quienes entregaron detalles de las reacciones de la modelo, pero también de las contundentes pruebas que presentó la Fiscalía en contra de Francisco Javier.

“El hijo de Luli se bajó del auto e hizo que la víctima saliera de la casa para hacer una transacción… Lo llenó de mensajes de WhatsApp. Él hizo todo el trabajo previo al ataque a la víctima”, explicó el periodista Michael Roldán, para luego agregar: “Ahí salieron otros dos del vehículo, armados, y comenzaron a disparar. Hubo un disparo en el abdomen y otros tres balazos. La víctima quedó grave, en riesgo vital”.

Por lo mismo, estaríamos hablando del delito de homicidio frustrado, pues según el relato del fiscal Omar Mérida, el objetivo claro no era asustarlo, sino matarlo.

Según lo relatado, hay tres testigos presenciales, que reconocieron la presencia del hijo de Nicole Moreno. Es más, uno de ellos recibió amenazas para no hablar. Los tres dijeron haber visto al joven bajar y exigirle a gritos a la víctima que saliera.

Luego de esto, el programa Intrusos, de La Red, reveló el contenido de algunos audios que él habría enviado a una familiar del menor baleado. “En uno de ellos, el hijo de Luli se burla y se jacta de cómo lo dejaron. Se los envió a la prima del menor, diciéndole que estaba ‘baleado en el suelo, llorando, como maricón’”, señaló Michael Roldán. “Si es tu primo, entonces anda a verlo al poli”, fue su siguiente advertencia, según mostró la Fiscalía.

Pero eso no fue todo, porque al momento del incidente, el adolescente de 16 años llamó a la misma joven para decirle “escucha”, justo antes de que sonaran los balazos, y luego agregar que la víctima había quedado “lleno de hoyos”.